Los parabenos son considerados preservantes de amplio espectro usados principalmente para prevenir el crecimiento de microorganismos dañinos como hongos, levaduras y bacterias.
Los parabenos están presentes en muchos cosméticos.

 

 

 

Bajo las condiciones de ensayo adoptadas, los champús Lactodiol son no Irritantes y por tanto, tienen una Muy Buena Compatibilidad Cutánea.

 

 

 

Las siliconas son polímeros, es decir grandes grupos de moléculas de silicio combinadas con oxígeno, que tienen múltiples aplicaciones: en lubricantes adhesivos, lentes de contacto, moldes para horno, aislantes y, cómo no, en gran parte de los cosméticos convencionales. Además no son biodegradables.

 

 

 

Los sulfatos son sales del ácido sulfúrico. Combinados con otros compuestos como el lauryl alcohol y el sodium carbonate dan lugar a los conocidos SLS (Sodium Lauryl Sulfate). Estos son agentes tensioactivos usados para la limpieza y la eliminación de grasas. Principalmente funcionan volviendo solubles estas grasas en agua.